Es oficial: Microsoft perdió la batalla de los smartphones

Después de una década de pelear por un nicho en el mercado del móvil, Microsoft se decidió abandonar el terreno de batalla de los smartphones y conceder la victoria a sus rivales.

Así entonces, no existirá una nueva versión del Windows Mobile, ni de su sistema de operación. El retiro de Microsoft de este mercado es completo: hardware y software.

Recordemos que Microsoft pronosticó en el 2007 el fracaso del recién llegado iPhone. Hoy, una década más tarde, se une a los Nokia y Blackberry – este último aún vivo, no sabemos por cuánto tiempo más – en el derrotero de los móviles que trataron de tomar un tercer lugar detrás de Apple y Samsung.

El problema de Microsoft fue el del huevo y de la gallina. Para que un teléfono, con su propio sistema operativo tenga éxito, debía tener apps. Para tener apps, debía vender teléfonos. El Windows Mobile no logró ni lo uno, ni lo otro, condenándolo a una muerte segura, sin fecha precisa, pero confirmada por los propios directivos de Microsoft.

Sin embargo, y bien pese a esta debacle, todavía podremos usar las apps de la Suite Microsoft Office (Word, Excel, PowerPoint, etc) en nuestros celulares con iOS y Android.